Todo Sobre la Oración Un camino despejado a través de un denso bosque - Todo Sobre la Oración Banner

Oración Diaria


Oración Diaria: Lo que Jesús dijo e hizo
Jesús nos enseñó la importancia de la oración diaria. Él dijo, “Oren siempre, nunca desmayen.” (Lucas 18:1). También dijo que conversemos con Dios día y noche (Lucas 18:7). Cuando les enseñó a orar a Sus discípulos, Él les dijo que le pidieran a Dios por Sus necesidades diarias (Lucas 11:3)

Jesús nos dejó un ejemplo de oración diaria por orar en toda clase de circunstancia;

  • Él oró durante Su bautismo (Juan 3:21)
  • Él oró al enfrentar Su pasión (Mateo 26:39) y en la cruz (Mateo 27:46; Lucas 23:34, 46).
  • Jesús oró durante Su agonía. Él oró allí con mayor intensidad (Lucas 22:44).
  • Él oraba en tiempos de tristeza, como frente a la tumba de Su amigo Lázaro. (Juan 11:41-42)
  • Él oró toda la noche antes de escoger a Sus discípulos. (Lucas 6:12).
  • Él oró cuando partió el pan y lo dio a otros para comer (Juan 6:11).
Jesús hizo una prioridad de la oración. “Muchas veces Jesús se apartaba a lugares desiertos y oraba.” (Lucas 5:16) o enviaba lejos a las multitudes y se iba a las montañas a orar. (Mateo 14:23). También leemos que Jesús se levantaba “muy temprano en la mañana” y “se iba a lugares solitarios a orar” (Marcos 1:35).


Oración diaria – Lo que dice la Biblia
La Biblia nos dice que oremos en todo momento, dando a conocer nuestras peticiones a Dios (Efesios 6:18). La Escritura nos dice que oremos sin cesar (1 Tesalonicenses 5:17). Nos dice que no nos preocupemos por nada y que le demos gracias a Dios por lo que Él ya ha provisto (Filipenses 4:6)

Jesús les enseñó a Sus seguidores a orar una simple oración diaria. Puede que ya la conozcas como el “Padre Nuestro,” pero se hará más significativa para ti si tomas tiempo para pensar en lo que significa cada frase. Luego, exprésalo en tus propias palabras:

  • “Padre nuestro que estás en los Cielos, santificado sea Tu nombre.” Al principio de nuestra oración reconocemos que Dios es nuestro Padre. Por ejemplo, podemos orar, “Dios, gracias por amarme y adoptarme como Tu hijo, a pesar de que no hice nada para merecer Tu amor.”
  • “Venga a nosotros Tu reino. Sea hecha Tu voluntad aquí en la Tierra como en le Cielo.” Esta frase es acerca de tus deseos de tener los ideales de Dios llevado a cabo aquí en la Tierra. Pídele a Dios que te muestre lo que Él quiere que hagas hoy y que te dé la energía o el valor para hacerlo. Pídele que te muestre cualquier cosa que estés haciendo que es menos que Su ideal y que te ayude a cambiar.
  • “Danos hoy nuestro pan de cada día.” Pídele a Dios que provea físicamente para ti hoy. Siéntete libre de pedir por otras necesidades tales como albergue, ropa, trabajo, seguridad, etc. Sé específico acerca de lo que necesitas y dale gracias por lo que Él ha provisto en el pasado.
  • “Y perdona nuestras ofensas así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden.” Pídele a Dios que te perdone por las cosas que sabes que has hecho mal. Puedes pedirle que te ayude a conquistar ese pecado recurrente en tu vida. Pídele a Dios Su perdón y dale gracias. Entonces, piensa si hay alguien en tu vida a quién no has perdonado. Toma un momento para perdonar mentalmente a otros. Pídele a Dios que intervenga en esas áreas de tu vida.
  • “No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal.” Después de pedir perdón, ora por protección de las tentaciones y el mal para ti y tu familia.
  • “Porque Tuyo es el reino, el poder y la gloria. Amén” Reconoce que Dios tiene el poder para contestar tu oración y llevar a cabo lo que Él ha prometido.
Si desea inscribirse para recibir una oración diaria vía correo electrónico, inscríbase aquí. Este servicio es sólo en inglés.

¡Aprenda acerca del poder de la oración!



¿Tú qué piensas?
Todos hemos pecado y merecemos el juicio de Dios. Dios, el Padre, envió a Su único Hijo para cumplir ese juicio por aquellos que creen en él. Jesús, el creador y eterno Hijo de Dios, quien vivió una vida sin pecado, nos ama tanto que murió por nuestros pecados, tomando el castigo que merecíamos, fue sepultado, y levantó de la muerte como lo dice la Biblia. Si de verdad crees y confías de corazón en esto, recibe a Jesús como tu Salvador, declarando: "Jesús es Señor," serás salvado del juicio y podrás pasar la eternidad con Dios en el cielo.

¿Cuál es su respuesta?

Sí, hoy he decidido seguir a Jesús

Ya soy seguidor de Jesus

Todavia tengo preguntas





How can I know God




When you die, why should God let you into heaven?


Derechos de Autor © 2002-2019 AllAboutPrayer.org, Todos los Derechos Reservados